Agua Tuerta. Ansó

viernes, 24 de agosto de 2012

ALASKA 2012: VALDEZ Y PRINCE WILLIAM SOUND

VALDEZ Y PRINCE WILLIAM SOUND

Después de recorrer el interior de Alaska llegamos a la costa Sur. Nuestra primera parada fue Valdez, un pequeño pueblo pesquero situado en una espectacular bahía. Estos dos días fueron de lo mejor del viaje. Pudimos ver a placer Oso pardo y negro además de todas las especies marinas en una jornada en barco inolvidable.

 

El Lulu Belle fue el barco que reservamos para visitar la bahía del príncipe Guillermo, el ambiente fue muy familiar y estábamos menos de 20 personas. Aquí pasaríamos las siguientes 9 horas.

 

Alfonso y Víctor en la cabina del capitán


Las orillas de la bahía eran espectaculares aunque ninguna foto hacía justicia al paisaje


El día fue estupendo luciendo el sol todo el tiempo



Colonia de Leones marinos cerca de Valdez.



Águila calva joven volando cerca del puerto de Valdez, vimos varias bastante bien a prismático pero me quedé con ganas de fotografiarlas, eso sería otro día.



En las aguas tranquilas de la bahía vimos grandes grupos de nutrias marinas.



Los primeros restos de hielo los vimos mucho antes de que nos acercáramos a ningún glaciar.


Uno de los objetivos del viaje era llegar al Columbia glacier y acercarnos a su base.



Desde cerca impresiona y solamente ves una pequeña parte de él.


Pudimos disfrutar con tres ballenas jorobadas, cetáceos de 16 m de largo y hasta 36 toneladas. Estos avistamientos son uno de los atractivos de la costa Sur de Alaska.


Durante media hora un ejemplar lo tuvimos muy cerca del barco.







Restos de hielo al alejarnos del bear glacier.


Foto de rigor en el Columbia glacier


Los tres posando con el glaciar al fondo.



Aquí se puede ver lo que es Alaska en realidad. Los bichos son los amos de todo y la gente los respeta de verdad. Esta osa bajó con sus cuatro oseznos a pescar salmón en una playa a las afueras de Valdez.
Agradecemos a la simpática señora del Lulu Belle que nos indicó donde podríamos ver osos, pero nunca nos imaginamos esto.



Aunque ya era tarde y el contraluz era brutal no puedo quejarme de los modelos.








 La segunda tarde en Valdez volvimos para ver los osos pero ese día no bajaron, eso sí vimos un oso negro en la cuneta de la carretera comer bayas sin inmutarse.


















1 comentario:

elserral dijo...

OHHHHHH,con las ballenas ya me he quedado alucinadaaaa!!!!!es mi sueño espero que algun dia se haga realidad....